Francisco Navarro Villoslada, nuestro anfitrión!!!

 

Político, periodista y escritor vianés, colaboró en múltiples revistas y semanarios nacionales. Hombre polifacético y cultivado, Francisco Navarro Villoslada fue novelista, poeta y dramaturgo, autor de Amaya o los vascos en el siglo VIII (1879), fue uno de los periodistas españoles más importante del siglo XIX. Llegó a ser tres veces diputado en la Cortes.

El día 9 de octubre de 1818 nace en la rúa de San Pedro, calle que hoy lleva su nombre. En 1829 marcha a Santiago de Compostela, donde vive con sus tíos canónigos; estudia Filosofía y Teología y prosiguen sus escarceos literarios. En 1836 regresa a Viana y en 1840, acabada la guerra civil (que deja una profunda huella en el alma del joven aprendiz de escritor, y en la que participó como voluntario de la Milicia Nacional), se traslada a Madrid. Para costearse sus estudios de Leyes, comienza a colaborar en varios periódicos y, de tal forma destaca en aquel mundillo, que en 1846 llegó a dirigir simultáneamente cuatro publicaciones. Fue uno de los principales redactores del chispeante y macizo Padre Cobos (1854-1855), de El Siglo Pintoresco (1845-1847), El Espectador y El Arpa del Creyente, El Español (1845-1847), La España (1848), El Parlamento, La Fe y La Ilustración Católica. Fue director y fundador del periódico Semanario Pintoresco Español en 1836, y dirigió los periódicos El Siglo, El Regenerador, Correo Nacional (1838-1839)

De 1846 a 1853 vive entre Madrid y Vitoria, ciudad esta última de la que era su esposa Teresa Luna. A la muerte de ésta en 1851, regresa a Madrid y retorna a la actividad periodística. Tras trabajar en el Ministerio de Gobernación comienza a destacar en el ámbito de la política. En 1859 funda con otros socios El Pensamiento Español, periódico portavoz del movimiento denominado neocatólico. Pasó varios meses en la cárcel del Saladero por un artículo en el que se enfrentó a Ruiz Zorrilla, quien había ordenado el inventario de las alhajas de las iglesias. El triunfo de la revolución de septiembre de 1868 y su catolicismo provoca su acercamiento al carlismo: será durante un tiempo (entre 1869 y 1871) secretario personal de don Carlos de Borbón y Austria (Carlos VII), a quien acompaña por Europa. En 1871 se convierte en senador.

Tras la derrota carlista en 1876, intentó evitar la vida pública, pero el pretendiente don Carlos le pidió que se hiciera cargo del movimiento Comunión Tradicionalista, que intentaba agrupar a los diferentes grupos en que se había fragmentado el bando derrotado, pero dimitió finalmente al ser objeto de ataques personales y políticos. Se retiró a su casa de Viana, un palacio del siglo XVI, hasta su fallecimiento el 29 de agosto de 1895.

En cuanto a su producción literaria, se trató de un autor polifacético, que cultivó multitud de estilos literarios, como la poesía de contenido moral y religioso, el cuento, el artículo de costumbres, etc., pero que es más famoso por sus novelas de corte histórico. Por ejemplo, Doña Blanca de Navarra, escrita en 1847, fue traducida al portugués y al inglés, recibió posteriormente seis ediciones más y es considerada por algunos autores como la mejor novela histórica del romanticismo español.

Otras novelas de corte histórico son Doña Urraca de Castilla (1849), y Amaya o los vascos en el siglo VIII (1877). También escribió comedias (Historia de muchos Pepes, 1879) y dramas, un ensayo épico sobre la I Guerra carlista titulado Luchana, la zarzuela La dama del Rey (1856) y una biografía de San Alfonso María Ligorio (1877). Con todo, Francisco Navarro Villoslada es uno de los autores capitales de la literatura navarra del siglo XIX.

Navarro Villoslada ha pasado a la posteridad por la citada novela Amaya. En un principio fue recibida muy fríamente por crítica y público. Una primera razón es obvia. Para el año en que se publica, había triunfado en España otra corriente literaria más moderna y más a tono con los nuevos tiempos: el realismo en la narración. Pérez Galdós, Varela, Alarcón, Pereda, habían publicado ya varias de sus importantes novelas. Efectivamente, Amaya llegaba tarde.

Pero había otros motivos extraliterarios corrientes en la época. Las agudas divergencias políticas hacían que los partidarios de una ideología determinada no estuvieran dispuestos a aceptar más que las obras de su misma línea. La reacción frente a esta obra del ultracatólico y carlista Navarro Villoslada por parte de sus oponentes políticos no se hizo esperar: se le hizo el vacío. La crítica especializada no le hizo ningún eco, excepto la voz de Arturo Campión, que, en 1880, realizó una recensión exhaustiva y emocionada en la “Revista Euskara”. Su nivel de popularidad queda marcado por la película basada en la novela, estrenada en 1952 y la ópera del mismo título del año 1920, con música del maestro Guridi. La acción se desarrolla en dos planos distintos: Como lucha de los protagonistas entre sí y como enfrentamiento dramático de razas y religiones diferentes.

No es meramente casual que Navarro Villoslada concibiese la idea de escribir su Amaya en plena actividad pública, porque en ella va a plasmar de forma novelada sus ideales políticos. Incorpora a la acción situada en la Euskal-Erria del siglo VIII, los problemas ideológicos de su siglo y de la Navarra de entonces; desarrolla y resuelve la narración desde su óptica de tradicionalista y católico. La tesis del novelista es sencilla: Los postulados cristianos están por encima de los objetivos de este mundo, la religión triunfará sobre el patriótico aislamiento de los vascos y les hará participar definitiva y responsablemente en los problemas y destino final de la nacionalidad hispánica.

Fuentes:

CONGRESO Internacional sobre la novela histórica, Homenaje a Navarro Villoslada. – Pamplona, Gobierno de Navarra, 1996.

“Francisco Navarro Villoslada”, en la Gran Enciclopedia Navarra. – Pamplona. Caja de Ahorros de Navarra, 1990.

MATA INDURAIN, Carlos, Viana en la vida y en la obra de Navarro Villoslada. – Viana, Ayuntamiento de Viana, 1999.

Enlaces externos:

http://www.enciclopedianavarra.com/?page_id=15162

https://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Navarro_Villoslada

http://www.euskomedia.org/aunamendi/98009

https://insulabaranaria.wordpress.com/2012/08/25/breve-semblanza-de-francisco-navarro-villoslada-1818-1895/

 

Anuncios

6 pensamientos en “Francisco Navarro Villoslada, nuestro anfitrión!!!

  1. José Luis Miruri Buruaga

    Muy serio y ponderado.Gratamente impresionado; pero ¿fue sacerdote Villoslada? ¿O,al menos,seminarista?

    Responder
    1. biblivia Autor de la entrada

      Buenas tardes! Aunque empezó los estudios de teología, no llegó a profesar y se dedicó a la Administración, mientras se desarrollaba como escritor y periodista.

      Responder
      1. José Luis Miruri Buruaga

        biblivia,muchas gracias por tu respuesta.Me gustaría saber quién está tras ese nombre para seguir comentando y dialogando sobre temas de interés recíproco con completa normalidad.¿Es al cien por cien fiable tu afirmación?

      2. biblivia Autor de la entrada

        Me temo que no. No hay mucha información acerca de su vida antes de 1839, cuando fue licenciado de la Milicia Nacional tras la Primera Guerra Carlista, combatiendo en Viana contra el ejército carlista

  2. José Luis Miruri Buruaga

    Claro,Iñaki;un sencillo análisis de fechas,nos da la pista: Cuando Navarro Villoslada viaja a Galicia (Santiago de Compostela) tenía 11 años y cuando regresa a Viana tenía 18. Por más apoyo e influencia que hubiera podido recibir de sus tíos eclesiásticos,no podía haberse ordenado.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s